« Septiembre 2006 | Inicio | Junio 2007 »

5 de Noviembre 2006

Legislatura argentina controlará los menus

El Estado nos ama. Tanto nos ama que ahora, gracias a la nueva moda que llamaré "socialismo digestivo", nos dirá lo que podemos comer y beber.

Hace poco más de un mes, los restaurantes, las confiterías y los bares porteños debieron acatar la veda del cigarrillo en sus salones. Muchos clientes se quejaron, las ventas cayeron e, incluso, algunos de los reclamos llegaron a la Justicia. Ahora, con una nueva ley de prevención de enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes –sancionada días atrás por la Legislatura porteña–, otra polémica se suma a los comercios gastronómicos: estarán obligados a ofrecer en su carta un menú alternativo de platos saludables.

Así lo determina la ley 1906, que en su artículo 3° especifica: “Los restaurantes deberán ofrecer al público, conjunta o separadamente con la carta principal, una cartilla que contenga un listado de diferentes comidas elaboradas con alimentos sin sal y azúcar agregadas, de bajo contenido graso y otras indicaciones que la autoridad sanitaria considere necesarias”.

Las quejas no se hicieron esperar. Ante la noticia, el presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (Ahrcc), Luis María Peña, manifestó su desacuerdo. “No sabíamos nada. Nunca fuimos invitados a participar de los debates. Una vez más, como con la ley del tabaco, nadie nos consulta sobre los temas en que el sector gastronómico se ve afectado directamente –reclamó–. No dudamos de los fines de la ley en beneficio de la salud, pero no se pueden resolver estas medidas de espalda a los comerciantes. Operativamente, esto va a ser muy difícil aplicarlo en todos los comercios e implicará mayores costos."

Más información aquí.

Cerveza al inodoro

La policía de Staffordshire ha confiscado dos mil quinientas botellas de cerveza porque la distribuidora no tiene una licencia para vender este producto. ¿Cómo se resolverá este dilema? Adiós cerveza. ¡Al inodoro!

Police officers in Staffordshire have been working in shifts to pour 2,500 cans of beer and hundreds of bottles of spirits and champagne down a toilet.

The alcohol was confiscated from an off licence that was trading illegally and a judge ordered it to be destroyed.

Severn Trent said it could not be poured into the drains so officers at Hanley police station will spend the next week flushing it away.

Staffordshire Police said it was the only viable way to carry out the order.

Más información aquí.