« El gobierno de Pretoria crea la Agencia Espacial Sudafricana | Inicio | Las autoridades de Preston, Inglaterra, quieren prohibir a la gente que beba de pie en los bares »

El gobierno indio prohíbe el trabajo infantil en hoteles, cafeterías y casas particulares

Después de prohibir el trabajo infantil en varias industrias, el gobierno indio pretende ahora prohibir la contratación de niños menores de 14 años en hoteles, cafeterías, instalaciones recreativas, casas particulares... Se estima que en India trabajan más de 12 millones de niños. Antes de clamar por la prohibición del trabajo infantil deberíamos preguntarnos por qué hay 12 millones de niños trabajando y cuáles serán las consecuencias de esa prohibición. ¿Por qué hay 12 millones de niños trabajando? Porque sus familias son muy pobres y necesitan los ingresos de los niños para vivir. ¿Cuáles serían las consecuencias de la prohibición en caso de que se aplicase de forma efectiva? Menos ingresos para estas familias pobres, por lo que en lugar de atajarse la causa del trabajo infantil (la pobreza) lo que se consigue es agravarlo aún más.

Como expliqué en este artículo: “En los países subdesarrollados la alternativa al trabajo infantil es el hambre. Su prohibición priva a las familias de unos mayores ingresos en un entorno de extrema necesidad, coartando el ahorro y la acumulación de capital en esa sociedad y ralentizando así el proceso por el cual deviene innecesario que los niños laboren y provechoso el que se dediquen a formarse. Para erradicar el trabajo infantil es preciso atacar su causa, la pobreza, y la pobreza sólo cabe combatirla propiciando un mercado libre que permita la acumulación de capital y el aumento de la productividad. La jornada laboral en el siglo XIX, por ejemplo, antes de que se limitara por ley se redujo de facto como resultado de la prosperidad que desató la Revolución Industrial. El trabajo infantil, que no era por aquel entonces ni tan insalubre ni tan gravoso como la mitología se encargó de popularizar, también fue remitiendo paulatinamente conforme se expandían las estructuras productivas. Así la legislación posterior en buena medida sólo vino a refrendar algo que ya se estaba generalizando de forma espontánea en el mercado, por lo que desde el punto de vista de los prohibicionistas mismos debería considerarse superflua. (...) Parece que reivindicar la prohibición del trabajo infantil apacigua las conciencias de los que, por vivir en una sociedad sumamente productiva, disponen de suficientes medios para enviar a sus hijos a la escuela. Pero eso no va ayudar ni a los niños que trabajan ni a sus familias. En todo caso lo que necesitan es salir de la pobreza, no que se les cercene sus ingresos y su capacidad de ahorro. Y sólo hay un antídoto contra la pobreza: el libre mercado. Por otro lado no incumbe al Estado sino a los menores y a sus padres decidir en qué van a emplearse. La discriminación impuesta aquí por razones de edad no está más justificada que otra suerte de mandatos coactivos”.

The Indian government is to make it illegal to employ children in hotels, cafes and as domestic sevants.

The new law, which will come into force in October, also makes it an offence to hire children under the age of 14 to work in teashops, spas and other recreational facilities.

Employers caught violating the new law will face punishments ranging from a Rs10,000 fine to two years in prison.

There are believed to be 12.6 million child workers in India.

Más información aquí.

Comentarios

Albert, hoy contesté en mi blog a unas preguntas que hiciste hace tiempo. Siento la tardanza. Un saludo.

gracias José, te he repondido en tu bitácora. Un saludo.

A good face is a letter of recommendation... Judith