« Gobierno de Las Vegas prohibe darle de comer a los pobres | Inicio | Un grupo de anti-narcóticos colombianos será desplegado en Afganistán para ayudar en la guerra contra las drogas »

Muere la familia de un civil libanés por un ataque israelí

Rayes Jumma ha perdido a toda su familia: dos hijas, la esposa y la suegra. Salió a hacer unos recados minutos antes de que su casa fuera destruida por un ataque del ejército israelí. Las acciones de guerra y sus “daños colaterales” las componen tragedias particulares como ésta, y es preciso recordarlo una y otra vez para que no nos confundan las grandes cifras y los cálculos utilitaristas. Para los liberales cada individuo cuenta, también en la guerra.

Jumma, el padre de la familia, se pregunta: “¿Quién es el responsable de esto?¿A quién tengo que culpar? (...) ¿A Hezbollah?¿A Israel?¿A América?¿A Condoleezza Rice?¿A Bush? Mi familia está muerta, ¿y ahora qué?¿A quién tengo que dirigirme?” Si estuviéramos en su lugar, ¿nos valdría una simple disculpa del gobierno israelí?¿Nos valdría el argumento, esgrimido a menudo con toda frialdad, de que “en una guerra es imposible evitar los daños colaterales”?

En el contexto del conflicto en el Líbano vale la pena citar este comentario de Roderick Long: “(...) Tenemos a dos bandas criminales [el Estado de Israel y Hezbollah] matando civiles inocentes, ¡y el resultado es un aumento de la popularidad de estas bandas criminales entre la población victimizada! (...) La cuestión, por supuesto, es que cada banda está matando a los civiles del territorio de la otra banda. Si cada banda matara a sus propios civiles directamente, estos se volverían contra aquéllas. Pero como de hecho los bombardeos de cada banda son la excusa de la otra banda para bombardear también, la situación no es muy distinta: cada uno favorece el bombardeo de sus propios civiles. Es solo que, al seguir la estrategia de atacar únicamente a los civiles del otro lado, las dos bandas criminales consiguen evitar (e incluso promover lo contrario) la pérdida de poder que resultaría perseguir lo mismo más directamente.”

The village of Hosh, just a few miles away from the southern Lebanese city of Tyre, has been pounded by Israeli artillery and airstrikes. It is similar to many of the other small villages outside of Tyre that have been almost entirely cut off, but there is still an intact road to reach it, so we went there on Wednesday to see how the local population is coping. (...)

When the building was hit and collapsed, it killed a U.N. soldier and his wife, as well as two other women and two children. The efforts under way by the U.N. team were an attempt to recover their bodies.

Más información aquí.

Comentarios

Bueno Albert... la pregunta entonces es, aceptando todas tus premisas (y mira que me cuesta):

¿Qué deberían hacer esos padres para evitar que unos asesinos con un ejército a sus espaldas asesinen a sus familiares?

Supongo que dejarse matar.

Si es otra, por favor, cuéntamela.

Un saludo

¿Qué deberían hacer esos padres para evitar que unos asesinos con un ejército a sus espaldas asesinen a sus familiares? Supongo que dejarse matar.

¿?¿Dejándose matar evitaría que el ejército asesinase a sus familiares? Seguramente no puede hacer nada, aparte de marcharse a otro sitio donde no lluevan bombas.

Un saludo

Sí, Albert. Si te dejas matar, o aceptas voluntariamente dicha muerte, deja de ser asesinato. Formalmente es exactamente igual que lo de abandonar tu propiedad para evitar la muerte de tus familiares.

Es decir, que la defensa de tu propiedad no puede ser puesta en práctica, si esto pone en peligro a terceros inocentes.

Más aún, todo un pueblo no podría libremente ponerse de acuerdo para expulsar a un ejército invasor, si eso les lleva a poner en peligro vidas inocentes.

¿Realmente crees que eso tiene algo que ver con la defensa de la libertad?
¿Cómo debería actuar, por ejemplo, un sistema privado de defensa ante el ataque de un ejército fascista expansionista? ¿Pidiendo que abandonemos inmediatamente nuestras viviendas hacia un lugar donde el ejército expansionista no llegue?¿Y si no existe tal lugar? ¿O directamente pidiendo que entreguemos nuestras vidas al invasor?

Un saludo

Sí, Albert. Si te dejas matar, o aceptas voluntariamente dicha muerte, deja de ser asesinato. Formalmente es exactamente igual que lo de abandonar tu propiedad para evitar la muerte de tus familiares.

Es que no sé de qué estás hablando. La noticia es que el ejército israelí ha matado a la familia de un libanés y que estas tragedias particulares hay que tenerlas en cuenta. A mí no me bastaría una simple disculpa por parte del gobierno que ordenó el ataque.

Es decir, que la defensa de tu propiedad no puede ser puesta en práctica, si esto pone en peligro a terceros inocentes.

Depende. Trato esta cuestión en mi último artículo en el Juan de Mariana.

¿Realmente crees que eso tiene algo que ver con la defensa de la libertad?
¿Cómo debería actuar, por ejemplo, un sistema privado de defensa ante el ataque de un ejército fascista expansionista? ¿Pidiendo que abandonemos inmediatamente nuestras viviendas hacia un lugar donde el ejército expansionista no llegue?¿Y si no existe tal lugar? ¿O directamente pidiendo que entreguemos nuestras vidas al invasor?

En fin, no sé a qué vienen estas preguntas. ¿No puedo siquiera lamentar y condenar la muerte de una familia de civiles?¿Pero a dónde hemos llegado? Ni en mi etapa más neocón (hace cuatro años la intervención en Irak me parecía justificada) llegué a pensar que la muerte de civiles era algo irrelevante, todo lo contrario, siempre me inquietó mucho. En el artículo expongo mi punto de vista sobre las guerras estatales en general. Por supuesto no tengo ningún problema con ciertos ataques selectivos / quirúrgicos (como los que a veces ha practicado el ejército israelí) encaminados a neutralizar a los agresores.

Un saludo

Respondí ayer, pero debió de quedar oculto tras el hackeo.

Simplemente te decía que en general, en lo que respecta al tema que tocamos aquí, estoy de acuerdo con lo que comentas en el artículo del IJM. Únicamente quería resaltar un punto: hablas de los límites tras los que resulta aceptable los daños colaterales, con los que estoy muy de acuerdo... pero, ¿de verdad piensas que son fáciles de trazar, y más desde el mismo frente de batalla? Tú mismo acabas preguntándote si Israel los cumple o no... No sé si lo haces de forma retórica, pero debe quedar claro, y eso no lo contemplas, incluso lo ocultas, la diferencia fundamental entre Hezbollah y el estado Israelí. Lo contrario es justificar a aquellos que luchan contra las libertades, como se hace en el texto (culpable de mi reacción) de Roderick Long que citas.

También ayer pedía perdón por los interrogatorios que te hago... entiendo que a veces no tengan mucha lógica para el que contesta, aunque a mí me suelen dar información ;). Intentaré ser más directo la próxima vez.

Un saludo, Albert.

Iván: No sé si lo haces de forma retórica, pero debe quedar claro, y eso no lo contemplas, incluso lo ocultas, la diferencia fundamental entre Hezbollah y el estado Israelí.

“La diferencia fundamental” a la que aludes es que el Estado de Israel asegura tener por objetivo matar terroristas y evitar las víctimas civiles, mientras que Hezbollah tiene por objetivo directamente matar civiles. Pero no sé por qué tendríamos que fijarnos más en las intenciones que en los hechos: el ejército israelí ha matado 600 civiles y Hezbollah una veintena. Pero claro, como resulta que los 600 víctimas del gobierno israelí no eran “intencionadas”, carecen de importancia (no digo que pienses eso, pero algunos lo piensan o eso parece). Cada muerte a manos de Hezbollah es un acto de terrorismo, cada muerte a manos del ejército israelí es un “daño colateral”, porque sus “intenciones” son distintas. Lo siento pero a mí esta doble vara de medir no me vale.

Lo contrario es justificar a aquellos que luchan contra las libertades, como se hace en el texto (culpable de mi reacción) de Roderick Long que citas.

Long no justifica las acciones de los terroristas, ¿de dónde infieres tal cosa? De hecho Long ni siquiera equipara moralmente a Hezbollah y al Estado de Israel (como señala aquí, deja la cuestión abierta, no es relevante de cara a su argumento).

Un saludo, Iván

Pero claro, como resulta que los 600 víctimas del gobierno israelí no eran “intencionadas”, carecen de importancia

Por supesto que no carecen de importancia. Creo que nadie lo piensa. Es más, creo que todos coincidimos en que deben ser evitadas todas las víctimas posibles... incluidas las militares.

Pero eres tú mismo el que entiende la necesidad de daños colaterales. Por eso no entiendo tu obsesión por hablar de números. Israel podía haber terminado no con 600 vidas, sino con toda la población del Líbano. Si Hezbollah tuviera ese poder para hcer lo mismo con la israelí, no dudes que ya lo habría hecho.

Así, no son dos varas de medir, Albert. Es la misma. En un bando se defienden las libertades que poseen como pueblo, como medio de defensa de su forma de vida, y en el otro se busca el exterminio de dicho pueblo.

En cuanto a Long, justifica las acciones terroristas al equiparar y poner al mismo nivel las acciones del Estado israelí con las acciones de Hezbollah. Si no quería equipararlos, bastaba con no hacerlo.... porque en todo su comentario no existe ni un matiz que diferencie a ambos grupos.

Todo el mundo debe tener derecho a defenderse de un ataque criminal y terrorista, incluso cuando ello implique el uso de la fuerza (cuando esta sea necesaria). Al dar la consideración de criminales a los ataques de Israel justifica, en cierto modo a Hezbollah, aunque no sea su pretensión.

Lo más curioso es que en su forma de expresarlo, parece que el fin de Israel es únicamente criminal (pues es la única definición de Israel que proporciona), al igual que el de Hezbollah, cuando únicamente Hezbollah tiene un fin criminal reconocido y claro(lanzar a los judíos al mar).

Un saludo, Albert

Life is not all cakes and ale (beer and skittles)... George

To beat the air... Warham

To beat the air... Warham

Every bird likes its own nest... Jucentius

As welcome as water in one's shoes... Garret

It never rains but it pours... Tristram

A good dog deserves a good bone... Geoffrey

Nothing must be done hastily but killing of fleas... Janikin

Follow the river and you'll get to the sea... Court

Nothing venture, nothing have... Bellingham

An evil chance seldom comes alone... Martin