« Jacques Chirac amnistía a un amiguete, condenado por corrupción | Inicio | Washington aumenta los impuestos a la renta de estadounidenses viviendo fuera del imperio »

Obligan a los alumnos catalanes a leer para la selectividad un libro con contenido pornográfico y alusiones al consumo de drogas

Por ejemplo: "Mmm. Sería el paraíso que alguien tuviera un ácido por aquí (...) ¿Has probado alguna vez el ácido? ¿Sí? Me extraña. ¿Y las setas alucinógenas? Eso, seguro que no lo has probado nunca, ¿verdad? No, claro. Yo sí. Las setas son… Es imposible explicarlo. Las setas son… Todo. Son como una película. Te lo pasas como en una película de Walt Disney: el cielo de un azul profundísimo, de decorado, falso y al mismo tiempo verdadero como nunca (...) De pequeño, cuando me preguntaban: Y tú, guapo, ¿qué quieres de mayor?, contestaba: Depravado (...) Llevado por la experiencia inicial, primero me convertí en violador. Y, como no puede existir reflexión teórica fructífera si no va acompañada de una praxis consciente, fui exhibicionista, voyeur, pervertidor de menores, gigoló, sádico, amante de la zoofilia, masoquista, sodomita. Ninguna aberración me era extraña."

Como señala García Domínguez: "no estamos hablando de censura, no estamos haciendo una valoración literaria sobre la obra de Quin Monzó, lo escandaloso de esta situación es que una administración pública, como es la Generalidad de Cataluña, esté obligando a padres, educadores y alumnos a inmiscuirse, a adentrarse en unos contenidos que hieren la sensibilidad y los valores morales de una gran parte de la sociedad". ¿Cuántos padres están de acuerdo en que sus hijos lean un libro de estas características en la escuela?

El vicepresidente del Parlamento Europeo y el columnista de Libertad Digital están de acuerdo en que estamos a ante una muestra más de que o bien la Generalidad "ha perdido el norte o tiene como propósito que la sociedad se degrade moralmente". Coinciden Alejo Vidal Quadras y José García Domínguez en que se trata de algo "escandaloso", porque es la propia administración autonómica la que obliga a padres, educadores y alumnos a que "se adentren en unos contenidos que hieren la sensibilidad y los valores morales de una gran parte de la sociedad".

Más información aquí.

Comentarios

Pero si lo he entendido bien, pueden elegir entre dos libros. No hace eso que sea algo menos grave?

De acuerdo con lo que pone aquí, la prueba de Lengua catalana y literatura consta de dos opciones, a escoger por el alumno. En una se analiza un texto técnico/centífico/periodístico... y en la otra se analiza un texto literario. El texto literario puede ser un fragmento de “La plaça del diamant” de Rodoreda o de “Olivetti, Moulinex, Chaffoteau et Maury” de Monzó (el libro en cuestión). De modo que es cierto que el alumno puede elegir, pero si no lee este libro quizás va más cojo al examen. Lo grave es que un libro así, que pocos padres querrían que sus hijos leyeran en la escuela, sea materia de estudio y examen por prescripción del Departamento de Educación. Me parece un ejemplo ilustrativo de hasta qué punto educan a los niños de este país a espaldas de sus padres.

Un saludo

Pues no comprendo el por qué de tanto escándalo. Se supone que cuando uno termina selictividad está, como mínimo, al borde de los 18 años y, por lo tanto, es una persona crítica y consciente.

Esas cosas la mayoría ya las tendrá aprendidas de la calle a esa edad, y otros las conocerán en el futuro. ¿Que hay de malo en que se presenten también en un libro, lo que permite hacer una reflexión más profunda al respecto?

Pues no comprendo el por qué de tanto escándalo. Se supone que cuando uno termina selictividad está, como mínimo, al borde de los 18 años y, por lo tanto, es una persona crítica y consciente.

Lo escandaloso no es, creo que queda patente en el post y en el comentario de arriba, que un chaval de 18 años lea un libro de estas características. Ese no sería para nada un asunto a tratar en esta bitácora. Que cada cual lea lo que quiera, es su responsabilidad o en todo caso la de sus padres. Lo escandaloso es que un libro así, que pocos padres querrían que sus hijos leyeran en la escuela, sea materia de estudio y examen por prescripción del Departamento de Educación. Me parece un ejemplo ilustrativo de hasta qué punto educan a los niños de este país a espaldas de sus padres.

Un saludo

Google is the best search engine