« Cincuenta afganos mueren bombardeados por el ejército estadounidense | Inicio | Alberto Gonzales advierte a periodistas que filtren secretos »

2780 imigrantes permanecen retenidos en las Islas Canarias

Y si antes se trataba de asesinato, ahora hablamos de secuestro. Imagínense que un buen día se me ocurre erigirme en soberano de la llanada alavesa, y a todo el que entra sin mi autorización, mis matones asalariados le meten en un recinto especialmente acondicionado para la ocasión. Me llamarían secuestrador, pues no tengo derecho a retener a nadie violentamente por haber entrado en un espacio que ni siquiera me pertenece. Si hubiera sido mi propiedad, debería haberle avisado para que saliera, y de persistir en la actitud, podría evacuarle forzosamente. Pero es que estamos hablando de todo un territorio, del que unos señores pretenden hacerse pasar por propietarios. Que me expliquen de dónde dimana tal título, por favor. Yo hubiera sido un secuestrador, un criminal, y también lo son los hombres y mujeres de Estado cuando encarcelan a estos espíritus errantes que sólo buscan una vida mejor. Tampoco dejan de serlo cuando los expulsan, pues España como tal (entendida geográficamente) no les pertenece más de lo que a mí me pertenecería la llanada alavesa. Ni el tiempo pasado, ni el mero paso de él, ni tampoco el respaldo de muchos, nada de esto, convierte lo ilegítimo en legítimo. Sólo es legítimo aquello obtenido de forma no violenta, pues nadie tiene derecho a iniciar la agresión contra los demás. El Estado ataca sistemáticamente a individuos inocentes, como aquel rey que imponía tributos a los moradores de un determinado territorio convirtiéndoles en meros arrendatarios, o mejor dicho, precaristas. ¿Ha cambiado algo en esencia?.

La redistribución de los africanos albergados en los distintos centros de retención del Archipiélago y, en especial, el reenvío a algunos de ellos de los cientos que permanecían en la Comisaría de Policía Nacional de Playa de Las Américas, al sur de Tenerife, han motivado el aumento de las personas detenidas en esas instalaciones, que el sábado eran 2.269, según la citada fuente.
Fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias advirtieron de que en cualquier caso el número de inmigrantes retenidos en los centros del Archipiélago varía casi diariamente, tanto por la llegada de pateras y cayucos como por los traslados y repatriaciones que se realizan.

Más información aquí.