« La ONU prohíbe exportar caviar del mar Caspio | Inicio | Amnistía Internacional pide la censura de los videojuegos »

Interceptan un barco con 257 inmigrantes en la isla de Sal

El Ministerio del Interior continúa su cruzada contra la inmigración. Esta tierra es suya y ellos decidirán quién entra y quién no. ¿Temen que se les caiga el chiringuito? ¿Aguantaría su sistema de latrocinio institucionalizado la entrada de todos aquellos que buscan una vida mejor? Es evidente la respuesta: no. Y se creen moralmente cualificados, estos señores, para castigar con sus mecanismos represores a quienes llaman "traficantes de seres humanos". Estas mafias desaparecerían simplemente si existiese una auténtica libertad de fronteras. Coger un avión les saldría bastante más barato que los peligrosos viajes que deben soportar, siendo frecuente que muchos acaben en tragedia. De nuevo, si impiden actuar a los individuos, si impiden que logren sus fines utilizando medios no violentos para ello, sólo lograrán alcanzar el totalitarismo más abyecto. Váyanse a sus casas, abandonen sus pretensiones dirigistas. Nadie les echará en falta.

Las autoridades de Cabo Verde han interceptado en la isla de Sal un barco con 237 inmigrantes a bordo que se dirigía a las islas Canarias, informó el miércoles la Policía española en un comunicado.
Su director de policía notificó el miércoles a la Policía española la interceptación del buque en la tarde del martes y la detención del capitán y la tripulación, nacionales de Cabo Verde y Ghana, respectivamente, mientras siguen las gestiones para la total desarticulación de la red responsable de la organización del viaje.

Más información aquí.