« La Comisión Europea quiere gastar más de lo que propone Blair | Inicio | Moratinos quiere repartirse los inmigrantes con otros gobiernos »

El vicepresidente del gobierno brasileño acusado de corrupción

Lo llevan en la sangre. Los políticos son corruptos por naturaleza y no es de extrañar. Estamos hablando de personas que, como poco, se creen capacitados para dirigir la vida de millones de personas y, como menos poco, incluso legitimados. Son visionarios y ungidos; el poder les encanta y desde Lord Acton ya sabemos qué sucede con la acumulación del mismo.

No digamos nada si esos políticos son los representantes de la oprimida clase trabajadora y se creen llamados a resolver todos los problemas de Brasil. El coctel entre arrogancia, poder e inutilidad sólo puede desembocar en múltiples corruptelas.

Un nuevo presunto escándalo de corrupción podría salpicar ahora al vicepresidente de la República y también ministro de Defensa, el empresario José Alencar. Según dichas informaciones, el Partido de los Trabajadores (PT) entregó un millón de reales (unos 400.000 euros), no contabilizados y en dinero en efectivo, a la empresa Coteminas, la mayor de Brasil en el sector textil, propiedad de Alencar.

Más información aquí.

Comentarios

Verdaderamene, bien podían atender a aquellas palabras de su himno, no sé si bien olvidado o peor entendido:

"Ni en Dioses reyes ni tribunos, está el supremo salvador, nosotros mismos realicemos, el esfuerzo redentor"

A ver si nos enteramos que la salvación es una cuestión personal. La verdadera revolución se tiene que hacer dentro de uno mismo.